lunes, 11 de enero de 2016
Publicado por
0 comentarios

2016 empieza fatal con la muerte de David Bowie, el camaleón del rock

David Bowie con la cara pintadaEl año 2016 ha empezado igual de mal que terminó 2015. Hace unos días llorábamos la muerte del gran Lemmy Kilmister, y hace apenas una hora se dio a conocer que ha fallecido el no menos grande David Bowie. La noticia nos ha pillado a todos por sorpresa, sobre todo teniendo en cuenta que hace tan solo tres días el genial músico británico celebraba su 69 cumpleaños lanzando su 25º disco, titulado o Blackstar. Parece que falleció a causa de un cáncer con el que luchaba desde hace año y medio, y que mantuvo en secreto hasta el final.

David Robert Jones, que era el nombre real de David Bowie, nació el 8 de enero de 1947 en Brixton, Reino Unido. Desde su primer disco, titulado David Bowie y lanzado en 1967, son incontables las veces que el artista cambió de imagen y estilo musical. Esta reinvención constante a lo largo de sus cinco décadas de carrera le hicieron merecedor del apelativo de "camaleón del rock". Bueno, eso y el hecho de que tuviera un ojo verde y otro marrón. Su imagen más famosa es probablemente el aspecto andrógino de Ziggy Stardust, su alter ego de principios de los 70, pero Bowie es mucho más que eso.

Es tarea imposible resumir una trayectoria tan larga y completa en dos o tres temas destacados. Esto me dificulta mucho escoger un vídeo para despedir a Bowie como se merece. Podría poner Space oddity, de 1969, por ser su primer éxito. Pero su canción más famosa es probablemente The man who sold the world, de 1970, sobre todo desde que Nirvana grabó una versión acústica en 1993. O quizá el Starman de 1972, si dejamos de lado a las que fueron popularizadas por versiones posteriores. Otro gran éxito, en un estilo completamente diferente, es su Fame de 1975, escrito junto a John Lennon. Otra candidata es el Under pressure que compuso y cantó con Queen en 1981.

Y esto por no hablar de su carrera posterior, porque Bowie dejó también grandes discos en su madurez y vejez. Cuando otros artistas de los 60 y 70 se arrastraban por los escenarios intentando estirar su fama todo lo posible, él siguió experimentando y grabando la música que le apetecía en cada momento. En pocas palabras, durante toda su carrera siempre hizo lo que le dio la gana. A ver quién supera eso.

Difícil elección, pero creo que me quedo con una interpretación en directo de Starman grabada en 1972. Ese David Bowie lanzado de lleno a la estética glam es una imagen que todos los amantes del buen rock tenemos grabada a fuego en la retina. Nunca nadie vistió ropa tan ridícula de forma tan elegante. Genio y figura.


Actualización: Una vez repasada su videografía reciente, me es imposible no añadir el videoclip de Lazarus, publicado apenas unos días antes de su muerte. Tanto la canción como el vídeo son increíbles, un puro epitafio musical.


David Bowie, te echaremos de menos.

→ Biografía de David Bowie en la Wikipedia, y un gif precioso con sus cambios de imagen en este tuit.
→ ¿Te ha gustado? Pues tuitéalo o compártelo en Facebook :)
No hay comentarios

Entrada más reciente
Entrada antigua