martes, 3 de julio de 2012
Publicado por
0 comentarios

MIKE OLDFIELD - Tubular Bells [1973]

Portada del Tubular Bells de Mike OldfieldTras darle unas vueltas al tema, he decidido empezar este nuevo blog con el disco Tubular Bells de Mike Oldfield, porque es un disco fundamental en la historia del rock, y que además a mí me encanta. Había otros muchos discos de similar o mayor importancia, y que también me gustan mucho, pero tenía que escoger uno y fue éste. El resto irán cayendo en los próximos meses...

La historia del Tubular Bells comenzó en 1972 cuando Mike Oldfield, con apenas 19 años, visitó varias discográficas con su primer proyecto musical, siendo rechazado por todas ellas con el argumento de que su música no era "vendible". Por otra parte estaba Richard Branson, que animado por el éxito de su tienda de discos montó una discográfica (Virgin) y un estudio de grabación (The Manor), que no tuvieron mucho éxito. Cuando Mike presentó su proyecto a Richard, éste decidió dejarle usar su estudio, más que nada porque lo tenía casi desocupado. Mike se encerró en el estudio durante largas sesiones de grabación, en las que fue dando forma al disco. La primera cara del disco la grabó en tan solo una semana, mientras que para la segunda necesitó varios meses.

En la primavera de 1973 el disco estaba terminado, y fue publicado en mayo, convirtiéndose en un gran éxito. Este disco fue el primero publicado por Virgin, y no es exagerado decir que Virgin se convirtió en una gran discográfica gracias a este disco. El imperio de trenes y aviones con el logotivo de la V roja comenzó con un simple disco que nadie pensaba que fuera a triunfar. De todas formas, el éxito del Tubular Bells no se debe solo a su indudable calidad musical, sino que también tuvo un pequeño empujón cuando un fragmento fue incluido en la banda sonora de la película "El Exorcista", que sirvió de presentación del disco ante el gran público.

Tubular Bells está grabado con el método de superposición de pistas, ya que Mike Oldfield toca prácticamente todos los instrumentos, incluyendo piano y diversos órganos, flauta, bajo, guitarras (eléctrica, acústica y española) e instrumentos de percusión, entre los que destacan el xilófono y, cómo no, las campanas tubulares. Sin embargo, la voz que anuncia los instrumentos al final del disco no es suya, sino de Vivian Stanshall. También colaboran otros músicos con algunos instrumentos y con los coros (en los que ya participa su hermana Sally).

El nombre del disco se debe, obviamente, a las campanas tubulares, uno de los instrumentos inusuales usados en su grabación. Originalmente no estaban en la lista de instrumentos que Mike pensaba utilizar, pero las vio en el estudio porque habían sido usadas en una sesión previa, y decidió probarlas. Para conseguir un sonido más fuerte de lo habitual, Mike probó a golpear una de las campanas con una barra de hiero. El resultado fue una campana doblada e inutilizable, cuya visión le dio la idea para la portada del disco. El diseño final es obra de Trevor Key, que superpuso la fotografía de un tubo metálico cortado y doblado por él mismo sobre una imagen de la costa sur de Inglaterra. Hoy en día esa imagen es uno de los símbolos más famosos de la música moderna, junto con la lengua de los Rolling Stones o el plátano de la Velvet Underground.

Y ahora mi opinión sobre el disco, que ya os la podéis ir imaginando. Es uno de esos discos que no me canso de escuchar. Sirve como música de fondo para trabajar o leer, pero se disfruta aún más cuando se escucha con atención. La forma en que la melodía principal va cambiando de forma, con momentos suaves y otros atronadores, es sencillamente magistral. Todos los instrumentos (incluyendo alguno tan poco usual como el xilófono) se compaginan perfectamente, creando una obra única, a la que tan solo se acercó el propio Mike con algún trabajo posterior como "Ommadawn".

Este disco fue la bendición y la maldición de Mike Oldfield. Bendición porque le dio fama, dinero y absoluta libertad creativa para grabar lo que quisiera. Y maldición porque todos sus trabajos posteriores son inevitablemente comparados con éste. Y Mike tiene grandes discos después de éste, tanto en el mismo estilo instrumental progresivo como en enfoques más pop, pero ninguno alcanzó la grandeza de su debut. Y mucho menos las continuaciones que publicó en los años 90, que francamente se las podía haber ahorrado, o haberlas sacado con un nombre distinto, sin mancillar las palabras "Tubular Bells".

Y para terminar, os dejo un vídeo con un fragmento de este pedazo de disco. Rebuscando por YouTube me he encontrado con esta actuación en directo donde Mike Oldfield toca el disco completo, en compañía de varios músicos. Se trata ni más ni menos que de la famosa actuación de la BBC Second House, grabada en noviembre de 1973. Os presento la parte 1, una pieza musical de 25 minutos tocada de principio a fin de forma completa e ininterrumpida. Sin palabras. Está dividido en tres partes y, aunque el sonido no es muy bueno, me parece un documento interesantísimo. ¡Disfrutadlo!

Las otras dos partes de este concierto, aquí: parte 2 y parte 3.

Autor: Mike Oldfield
Disco: Tubular Bells
Publicación: 25 de mayo de 1973
Duración: 48:48
Temas:
     A. Tubular bells, part one   [25:29]
     B. Tubular bells, part two   [23:19]

* Mas información sobre este disco en la página de RYM y en la Wikipedia.
→ ¿Te ha gustado? Pues tuitéalo o compártelo en Facebook :)
No hay comentarios

Entrada más reciente
Entrada antigua